Dogging

El dogging es la práctica sexual en la que se tiene relaciones sexuales en lugares públicos. Los lugares más utilizados son: parques, zonas verdes, campings, bosques, playas y lugares cercanos a las zonas urbanas, así como los aseos públicos y las zonas de descanso en carreteras y autopistas.

¿Por qué hay dooging?

Este tipo de práctica ha empezado a popularizarse porque, según la gente, tener sexo en el coche es muy incómodo y sólo da la opción de ciertas posturas. Lo que hace diferente al dogging es que, además de tener sexo en la calle y con una alta probabilidad de ser descubierto, es común que otras personas se unan, a veces convirtiéndose en orgías o gang bang. Los voyeuristas son bienvenidos, así que esta práctica es una mezcla de exhibicionismo, libertad sexual y la exploración de los límites.

Dogging o cancaneo

En español se traduce como cancaneo. Dogging es un anglicismo. Se usa para las relaciones heterosexuales. La palabra cruising se utiliza para designar las relaciones homosexuales. Doggers es el nombre dado a las personas que practican el dogging o la anulación. Las personas que practican el dogging suelen ser heterosexuales, con personas de todas las edades. Personas de diferentes clases sociales y con todo tipo de trabajo.

Como puedes ver, no hay restricciones de ningún tipo y cualquiera que quiera y se sienta cómodo con ellas puede practicar el dogging. El primer requisito básico para practicarlo es tener buena comunicación con la gente con la que estés. Cuando el dogging se realiza dentro de los automóviles, hay una serie de señales que indican cosas diferentes.

 

Señales del dogging

Cuando la pareja deja las luces interiores del coche encendidas, esto significa que quieren ser observados. Si quieren ser manoseados, pero nada más, dejan la ventana abierta. Y cuando quieren que alguien más se les una, dejan abierta la puerta del coche, indicando que pueden tener relaciones sexuales. Si las ventanas o las puertas están un poco entreabiertas, es una señal para que vengas y toques la ventana y preguntes si puedes mirar o unirte.

En cambio, si las personas que se encuentran dentro del vehículo no quieren ser vistas, observadas o tocadas por otros, las ventanas y puertas se cerrarán y las luces se apagarán. Si usted es la persona que está viendo cómo otra pareja tiene relaciones sexuales, debe esperar hasta que se le invite a participar en la relación sexual. Los lugares para practicar el dogging son remotos, por lo que puede que haya personas ajenas que pasen por allí y que no busquen este tipo de relaciones. No se debería molestarlas.

El uso de preservativos en este tipo de prácticas es esencial porque no es normal conocer a las diferentes personas con las que se tienen relaciones sexuales. Esta es la mejor manera de evitar las infecciones y demás problemas. Por su puesto hablamos de ETS y embarazos no deseados. Es muy importante que no se revele ninguna información personal como tarjetas de identificación, cuentas bancarias, redes sociales o cualquier otra información que no quiera que nadie sepa.

 

Seguridad y consejos para practicar dogging

Tenga en cuenta que el dogging suele ser una práctica en la que la gente se reúne para disfrutar un momento y luego no suelen volver a verse. Para conectarse con otros doggers en Internet, se puede hacer un correo electrónico específico para este propósito, que no revele su nombre, apellido o número de teléfono. También es importante que, si usted tiene sexo en su coche, no deje sus datos a la vista. Es esencial que nunca vayas a las citas con objetos de valor encima o pertenencias queridas, porque no sabes con seguridad quiénes son las personas que vas a conocer allí.

Finalmente, cuando termines una cita de doggers, cuando salgas, asegúrate de que nadie te siga. Hay mucha gente que encuentra este tipo de práctica depravada, pero más y más gente se está uniendo al dogging y hay muchos foros, sitios web e incluso grupos WhatsApp que se están formando para hacer quedadas con otros doggers. Como se mencionó anteriormente, los grupos WhatsApp no son recomendables porque otras personas tienen acceso a tu número de teléfono, y esto es todo lo contrario de la esencia del dogging, que es tener relaciones sexuales con desconocidos y de forma anónima.

Y por último comentar que cada vez hay más parejas que deciden asistir a estas sesiones sexuales, pero antes de practicar cancaneo con su pareja, es de vital importancia que ambos estén completamente decididos y que, pase lo que pase, no afecte a su relación.